Futbolista asesinado del Sao Paulo: Esposo le propuso trío sexual, luego se arrepintió y lo mató

Una persona cercana al autor intelectual, Edison Brittes, habría hecho esta confesión que descarta el asesinato en defensa propia.
8 Nov 2018 – 4:22 PM EST

Cada vez se revelan más detalles en torno al asesinato de Daniel Correa Freitas, exjugador del Sao Paulo que estaba cedido al Sao Bento, quien fuera mutilado de sus genitales por el empresario Edison Brittes tras descubrir que el jugador habría intentado violar a Cristiana, su esposa… Aunque un testimonio podría cambiarlo todo, ya que el informante señala que la noche del suceso, el marido le habría propuesto un trío al futbolista, aunque después se arrepintió y lo mató.

“Él dijo que estaba muy loco, que invitó a Daniel a dormir con su mujer. Él sabía, la mujer también, fue un acuerdo. Y después de que él vio que realmente que los dos estaban juntos en la cama, se enojó y resolvió matar a Daniel. La familia tiene derecho de saber que Daniel no intentó violar a nadie, fue inocente en esta historia”, contó un conocido de Edison al sitio Massa News, quien indicó que la charla para quedar de acuerdo habría ocurrido horas antes del asesinato.


Y la situación legal no mejora en lo mínimo para Edison Brittes y su familia, toda vez que la policía ha ido desmenuzando el caso y ha descubierto incongruencias en las declaraciones. Lo cierto es que Daniel Correa asistió a festejar el cumpleaños 18 de Allana Brittes, todo habría iniciado en un boliche y se prolongó en la casa de la familia Brittes, quienes señalaron que el jugador salió por su propio pie en la madrugada del sábado 27 de octubre.


Después de que Daniel apareciera torturado y mutilado de sus genitales el 28 de octubre, la festejada Allana indicó que tenía menos de un año de conocer a Correa, pero la familia del occiso publicó una fotografía en la que ambos están abrazados en el cumpleaños 17 de ella. Incluso, salió a la luz un audio del asesino, Edison Brittes, con uno de los amigos del futbolista:

“Allana es tan amiga de él que vino sólo por su cumpleaños. Él quería mucho a mi hija, imagínate. Vino desde lejos sólo por su fiesta y era muy querido por la gente. No me hables, amigo, qué desesperación. Mi hija está desesperada. Allana se quedó en shock al conocer la noticia. ¡Dios mío! Le tuve que dar un calmante”, indicó.


Lo cierto es que Edison Brittes confesó el asesinato un par de días más tarde, cuando el caso conmocionó a la sociedad brasileña, aunque en su declaración dijo que en la mañana de la fiesta empezó a escuchar gritos desesperados provenientes de su habitación, se trataba de su esposa pidiendo auxilio, intentando no ser violada por Daniel Correa. Por ello derribó la puerta, aporreó al jugador, le cortó los genitales con un cuchillo y lo fue a tirar a un paraje boscoso.


Tras las primeras indagatorias, ninguno de los testigos que estuvieron presentes a la hora del altercado escucharon los gritos de Cristiana Brittes, ni que se derribara ninguna puerta, incluso hablan que Edison Brirttes los reunió para ponerse de acuerdo en la versión que dirían. Sin duda, este caso tiene varios episodios por delante.

Publicidad