Noticias

Estos hongos crecen en parques del este de la Bahía y te pueden causar la muerte

Las autoridades advierten sobre los peligros de recolectar o consumir las setas conocidas como "Hongo de la muerte" y "Ángel de la muerte".
5 Dic 2018 – 5:44 PM EST

Autoridades del este de la Bahía lanzaron una advertencia a la comunidad sobre los peligros de consumir los hongos silvestres, que desde finales de noviembre se pueden encontrar en los parques de la región.

El Distrito de Parques informó que con el inicio de las lluvias de otoño, distintos tipos de hongos comenzaron a crecer en los parques y zonas boscosas, por lo que urgió a los visitantes a no recogerlos ni consumirlos por los daños que representan para la salud.

La alerta por consumo está enfocada en dos clases de hongos: el “ Hongo de la muerte” (Death Cap) y el “ Ángel de la muerte” (Western Destroying Angel), dos de los más mortales y tóxicos del planeta y que suelen crecer en el este de la Bahía durante la temporada de lluvias.

Ambas especies contienen toxinas que inhiben el metabolismo a nivel celular en los mamíferos, afectando severamente el hígado y los riñones cuando se consumen. Los síntomas por lo general no se presentan sino hasta 12 horas después de su ingesta, causando malestares gastrointestinales que pueden derivar en problemas renales severos.

“Estos tipos de hongos crecen en la base de los árboles. Si son consumidos por humanos o mascotas, pueden ser mortales”, dijo Trent Pearce, botánico del Distrito de Parques del Este de la Bahía.

Las autoridades agregaron que la recolección de estas especies está estrictamente prohibida en todos los parques del distrito. “Los dueños deben tener bien vigilados a sus perros durante los meses de invierno. Si creen que sus mascotas consumieron un hongo, deben contactar de inmediato a un veterinario”, advirtió.

El hongo de la muerte

Este hongo es la seta más mortífera para los seres humanos. Su sombrero crece entre 5 y 15 centímetros y es aplanado en la parte superior en la medida que va madurando.

El sombrero presenta una coloración típicamente verde oliva, brillante, ligeramente viscoso y más pálido en los bordes. Las lluvias pueden llegar a desteñirlos y adquirir un color casi blanco. Su pie puede crecer hasta 15 centímetros.

El ángel de la muerte

Esta seta tiene un sombrero achatado que puede alcanzar hasta 12 centímetros de diámetro. Su color puede tener un tono amarillento, rosado y algunas veces con el centro marrón, mientras que su tronco alcanza los 20 centímetros de longitud.

Es un hongo muy tóxico que puede generar rápidamente dolor abdominal, diarrea y deshidratación, que a su vez pueden derivar en insuficiencia hepática y renal.

Tipos de hongos que debes conocer al cocinar

Loading
Cargando galería
Publicidad